El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. avisó el 30 de agosto que está vigilando «un cuarteto de sistemas» en el Atlántico, y dos de ellos pueden convertirse en depresión tropical.

Según los meteorólogos, una onda tropical y «amplia área de baja presión» sobre el este del mar Caribe pueden formar una depresión tropical «durante el próximo día o dos, mientras el sistema se mueve hacia el oeste a una velocidad de unos 24 kilómetros por hora». «Jamaica, Honduras, Belice, Guatemala y la península de Yucatán deben vigilar su progreso», subrayaron.

Además, un área de baja presión se está desarrollando unos cientos de kilómetros al este de la ciudad de Jacksonville (Florida, EE.UU.) y también puede convertirse a mediados de esta semana en una depresión tropical, mientras se desplaza hacia noreste, en paralelo a la costa sureste del país.

Mientras, otra onda tropical se mueve hacia el oeste y está situada sobre el océano Atlántico oriental, a unos cientos de kilómetros al suroeste de las islas de Cabo Verde, pero «cualquiera que sea su desarrollo debería ser lento debido a las condiciones ambientales», aseguraron los expertos. Por su parte, el desarrollo del cuarto sistema, que se dirige hacia las costas africanas, posiblemente ocurra el próximo fin de semana.