El Servicio de Inmigración de Estados Unidos aclaró que si un indocumentado protegido por un Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), sale con permiso y vuelve a ingresar al país, no puede utilizar el ingreso legal para solicitar la Green Card (la tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos).

Aseguran que dicha acción no los hace aplicables para solicitar la residencia permanente, por tanto, los inmigrantes con TPS continuarán siendo indocumentados según lo advirtió el servicio de inmigración.

Así lo advirtió el Servicio de Inmigración luego que diera a conocer la decisión tomada por la oficina de apelaciones administrativas tras revisar el caso conocido por sus siglas ZRZC, donde en algunos casos les otorgaban un permiso y al reingresar a Estados Unidos tomaban esa entrada como “legal” y precedían a solicitar la residencia permanente.

El TPS para El Salvador, Honduras y Nicaragua estará vigente hasta el 4 de enero de 2021.