Un incendio afecta desde la noche de 17 de diciembre a más de 600 casas en Educandos, un barrio pobre de Manaos, la capital del estado brasileño de Amazonas (norte), aunque los bomberos consiguieron controlar el fuego en la madrugada.

«Conseguimos controlar el incendio, estamos en fase de rescaldo, para evitar que surjan nuevos focos; la operación duró en torno a tres horas», dijo el subcomandante de los bomberos militares de Amazonas, el coronel Josemar Santos, en declaraciones recogidas por la estatal Agencia Brasil.

Un total de 14 camiones y más de un centenar de bomberos participaron en las tareas de extinción del fuego, que se originó por causas todavía desconocidas en una zona con muchas barracas de madera.


Por su parte, el alcalde de Manaos, Arthur Virgílio Neto, anunció que firmará el decreto de calamidad pública, y el presidente Michel Temer, puso a disposición de las autoridades de Amazonas la ayuda del Gobierno federal.