Después de varios días de críticas en redes sociales, luego de una denuncia ciudadana que llego a la redacción del periódico Al Minuto, las autoridades pidieron los propietarios de almacenes SINAI despejar la acera que había sido tapada con un muro de láminas, para sacar a los vendores informales de la zona.

FOTO/redes

Pero luego que la acera ya luce despejada como debería ser según normativas del VMT, ahora los comerciantes como Dagoberto Guerrero, se sienten amenazados por haber regresado a vender a dicha acera, puesto que pagaron por más de 5 años 10 dólares diarios más el impuesto de la alcaldía.

“Ahora como ya no le pago a la señora del SINAI ha ´presionado a las autoridades municipales que me desalojen y si me resisto el CAM ya me amenazo con decomisar mis equipos de trabajo y productos, por tal razón iré hablar con el alcalde” expresa Dagoberto Guerrero, quien vende hot dog, actividad que le permite mantener a 5 miembros de su familia y considera injusto que lo vayan a desalojar puesto que solo con él es el caso.