Paola Hernández Granados de 20 años, residente en barrio Las Flores de La Unión, era buscada por delitos relacionados al asesinato de un policía.


Según la División de Investigaciones (DIN), Hernández Granados trabajaba en dicha zona como estilista, pero fue detenida en cumplimiento a una orden judicial girada por el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel, quien la acusa del delito de organizaciones terroristas.


De acuerdo a la investigación, Hernández es pandillera que habría participado en el homicidio del sargento Pedro Enrique Ochoa, quien fue asesinado en noviembre de 2016 por un grupo de pandilleros en el barrio Las Flores, de la ciudad-puerto.