El Gobierno del Presidente Nayib Bukele inició, este sábado, los trabajos de demolición de 38 viviendas en la comunidad Nuevo Israel, en San Salvador, que resultaron con daños tras el paso de las tormentas Amanda y Cristóbal entre los meses de mayo y junio de este año.

Foto: Secretaría de Prensa de la Presidencia.

El personal del Ministerio de Obras Públicas (MOP) en coordinación con el Ministerio de Vivienda se encargarán de los trabajos de demolición y también realizarán obras de estabilización de los taludes en la zona. Tras las afectaciones por las tormentas la Comisión Nacional de Protección Civil declaró inhabitable el sector más vulnerable de la referida comunidad, la declaratoria implica las demoliciones de las viviendas y obras de estabilización de taludes para poder reducir el riesgo.

Ministro de Obras Públicas (MOP), Romeo Rodríguez.

“Queremos evitar que nuevas familias se vengan a reasentar en esta zona y por eso vamos a iniciar con diferentes obras de protección y la demolición de todas las casas”, afirmó el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez.

A raíz de las fuertes lluvias que dejaron las tormentas Amanda y Cristóbal, las familias que vivían en estas casas tuvieron que ser evacuadas a albergues temporales por el riesgo en que se encontraban.El presidente Nayib Bukele giró la instrucción de entregarles viviendas nuevas a las familias de la Nuevo Israel y a las afectadas por el deslave en Nejapa.