El Barcelona se metió en los octavos de final de la Copa del Rey tras ganar 2-0 en la prórroga al Cornellà, de segunda división B, equivalente a la tercera división del fútbol español.

Foto de la web.

El Barcelona tuvo el dominio del juego, pero le costó encontrar los huecos en la cerrada defensa de su rival, que buscó sus oportunidades al contraataque y en jugadas a balón parado. El equipo azulgrana se estrelló en la buena actuación del meta Ramón Juan, que detuvo dos penales a Miralem Pjanic (39) y a Dembélé (78).

El esfuerzo desplegado por el Cornellà durante todo el partido, acabó pasando factura a los locales, que vieron como en la prórroga el Barça vivió en el campo rival para llevarse la victoria.