El Ministro de Salud, Francisco Alabí, manifestó que en los primeros siete días tras el arribo del primer lote de 20,000 dosis de vacunas contra COVID-19, ya se aplicaron 16,000 de ellas.

El 17 de febrero ingresaron al país las primeras dosis de la vacuna fabricada en la India por la farmacéutica AstraZeneca, denominada Covishield, como parte de la adquisición del Gobierno de 2 millones de estas.

Además, Alabí manifestó que se ha distribuido a la prioridad principal del personal de salud en la primera fase, tales como los que se encuentran en unidades de emergencia, en cuidados intensivos o quienes toman las muestras PCR.

Asimismo, ya detectaron los primeros efectos secundarios tras la aplicación, que son dolor en el sitio de vacunación, dolor de cabeza, temperatura alta, náuseas y rash o erupción cutánea focalizada.

Entre marzo y abril se espera la llegada de más dosis a través del mecanismo de donaciones de COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS).