Un hombre bomba ha matado al menos a 20 personas, entre ellas cuatro estadounidenses, al detonar su carga explosiva en el centro de la ciudad norteña siria de Manbiy, según han confirmado este miércoles el presidente turco Recep Tayyip Erdogan .

La organización radical reivindicó el ataque mediante su agencia Amaq. El suicida se inmoló a las puertas del restaurante Kasr al Umara, en un área concurrida. Hirió a decenas de personas.
La ciudad golpeada, de mayoría árabe y bajo control de fuerzas aliadas de la Coalición -dominadas por milicias kurdosirias-, es largamente pretendida por Turquía.