Las autoridades de Tailandia, confirmado que los dos cadáveres mutilados y rellenados de cemento que fueron encontrados en un río local corresponden a oponentes a la monarquía de Tailandia que se había exiliado en Laos tras el golpe de estado de 2014.

Los cuerpos fueron recuperados en las últimas festividades navideñas en el río Mekong, que hace frontera entre las dos naciones, a la altura de la provincia norteña tailandesa de Nakhon Phanom.

El instituto forense  a conseguido identificar los restos humanos, que corresponden a los asesores de Surachai Sae-Dan, de 75 años, uno de los críticos  del monarca tailandés y uno de los dirigentes de las revueltas populares que fueron aplastadas por los militares en 2010