Un ataque perpetrado con dos bombas en una iglesia en el sur de Filipinas ha dejado más de 20 muertos y decenas de heridos, informaron las autoridades locales.

La primera explosión ocurrió dentro de la catedral de la isla de Jolo, donde los feligreses se habían reunido para celebrar la misa dominical.
Mientras que la segunda  bomba detonó en el estacionamiento del templo en momentos en los que las fuerzas de seguridad trataban de responder a la primera explosión.

A sí mismo la cadena filipina ABS-CBN, informaron  que  el incidente también hirió a 81 personas, incluidos 65 civiles, 14 soldados y 2 policías, dijo el superintendente jefe Graciano Mijares, de la Región Autónoma, en la policía musulmana de Mindanao