El opositor Juan Guaidó, tras lograr el reconocimiento de unos 40 países como presidente interino de Venezuela, redoblará este martes su presión con el nombramiento de embajadores y con la entrada de ayuda humanitaria, desafiando al mandatario Nicolás Maduro, que la considera el inicio de una intervención militar de Estados Unidos.

Está en su mano dejar que entre la ayuda humanitaria. El momento es ahora», ha dicho Guaidó a los militares. Maduro ha afirmado que «no va a entrar ningún soldado invasor, ni que este país no tuviera quien lo ame, quien lo defienda» y ha rechazado la entrada de Venezuela en el Grupo de Lima y cualquier iniciativa de diálogo internacional.