El Director General de la Policía Nacional Civil Comisionado Howard Cotto, dijo en una entrevista, que la institución tuvo dos semanas complicadas en el mes de enero, en el que perdieron la vida nueve agentes policiales y se registraros varios homicidios.

Cotto expreso que existen repuntes en la incidencia delictiva y de violencia, que se basan en ocasiones, porque las estructuras criminales hacen presión “lo que las estructuras criminales quieren tener claridad, es si el gobierno va a retroceder en las medidas extraordinarias en los centro penitenciarios” aseguro el comisionado.

Algunas medidas de seguridad que se han tomado es la construcción o readecuación de los centros penales, esto ha permitido la reducción en el hacinamiento, otra es de carácter tecnológico y que es el bloqueo de las llamadas que se podían realizar desde esos lugares “ un pandillero cabecilla de una estructura criminal que quiera comunicarse hacía afuera (del centro penal) no la tiene fácil” aseguro el director de la policía.

Habilitar más espacios en los centros penales, ha impacto de forma positiva en la PNC , ya que ha permitido el traslado en el 2018 de 2,500 reos de las bartolinas, este año se espera enviar a 2000 más, ahora los detenidos solo pasaran 72 horas en bartolinas.

El tema seguridad es todo un reto en el país y no debe considerarse una negociación con las estructuras criminales, porque esto solo les permite fortalecerse y en algún momento se puede fracturar “una estructura criminal ve un diálogo como un puente para fortalecerse y tener una posición de fuerza más elevada, que la que tenía al inicio de la negociación; que la medicina no salga más cara que la enfermedad, por lo que negociación con las estructuras criminales no es la solución al problema de la violencia”, menciono Cotto.

Howard Cotto tambien menciono que en las comunidades donde se ha realizado una operatividad, el accionar delincuencial no ha regresado y es porque la comunidad se ha podido organizar