Desde este miércoles por la mañana El río Cauca, el segundo más importante de Colombia
se encuentra con muy poca agua en el municipio de Puerto Valdivia, departamento de Antioquia, debido a que la compañía estatal Empresas Públicas de Medellín (EPM) cortó el paso fluvial para evitar un desborde acuático que ponga en riesgo a los habitantes, aunque ello perjudicó a miles de peces que quedaron atrapados.

El periódico El Colombiano advierte que en algunas zonas los puntos de medición marcan que el agua tiene menos de un metro de profundidad, situación que podría causar grandes consecuencias medioambientales.

El Centro de Monitoreo Técnico aseguró que el volumen máximo medido por segundo que se vio en el río fue de 6.000 metros cúbicos en una crecida de mayo, mientras que ahora cuenta con 463, pareciéndose más a un gran charco.

La zona de Puerto Valdivia se encuentra aguas abajo de la hidroeléctrica, pero no es la única comuna que se ve afectada por el problema: Ituango, Briceño, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí están localizadas junto al Cauca, además de los municipios de Córdoba, Sucre y Bolívar, con sus comunidades y la vida silvestre del lugar.