El Ministerio de Sanidad de la República Democrática del Congo (RDC) ha cifrado en 502 el número de muertes por el brote de ébola en el noreste del país, según los últimos datos divulgados por este organismo.
Las cifras vigentes reveladas hasta el 7 de febrero, indican que, de las 502 muertes, 441 están confirmadas en el laboratorio y 61 son aún probables.

El total de casos de contagio se sitúa en 800, de los cuales 739 están confirmados y 61 son probables. Este brote -el más letal de la historia de RDC y el segundo del mundo por muertes y casos, tras la epidemia en África Occidental de 2014-, se declaró el pasado 1 de agosto en las provincias de Kivu del Norte e Ituri.

El control de la epidemia se ha resentido por el rechazo de algunas comunidades a recibir tratamiento y la inseguridad en la zona, donde operan numerosos grupos armados
Dentro de los casos se contabilizan los casi 100 niños que han muerto en el inicio de un brote de ébola en la República Democrática del Congo la crisis se acelera, mientras el número de nuevos casos se duplica respecto al mes pasado, según la organización benéfica Save the Children.

Un total de 97 niños han muerto a causa de la enfermedad viral desde que comenzó el brote en agosto, 65 de los cuales tenían menos de 5 años, dijo la organización .

Mientras que los casos nuevos aumentaron en enero, de alrededor de 20 por semana a más de 40, según la organización benéfica. Solamente en las últimas tres semanas de enero hubo 120 nuevos casos en general.