Nuevos antecedentes han surgido en las últimas horas sobre la muerte de Emiliano Sala, luego que se diera a conocer públicamente algunos detalles de la autopsia que se le realizó al cuerpo del delantero argentino que fue encontrado en el interior del avión que se precipitó al Canal de la Mancha.

De acuerdo al informe que realizó el equipo forense de la Policía de Dorset, se estableció que la causa de muerte fueron “las lesiones sufridas en la cabeza y tronco”, producto del impacto sufrido en el avión en el momento del trágico accidente.

El análisis se dio a conocer en un breve anuncio de prensa en Bournemouth, lugar donde se realizaron los estudios, y cuyo puerto amarró al barco Geo Ocean III, dispuesto por Reino Unido y encargado del rescate del futbolista trasandino.

Air Accidents Investigation Branch (AAIB), entidad encargada de investigar el accidente, manifestó que pese a los intentos por sacar la aeronave de debajo del mar, las condiciones climatológicas no permiten continuar con la búsqueda del otro cuerpo, ni con el rescate de la avioneta, “el pronóstico del tiempo para el futuro previsible es deficiente, y por tanto, se tomó la difícil decisión de finalizar las operaciones”.

Así mismo,  dio a conocer que el informe final de las investigaciones para aclarar lo sucedido en el accidente, podrían demandar entre 6 y 12 meses.

Mientras que el  cuerpo de David Ibbotson todavía no fue hallado, la  esposa del piloto de la aeronave manifestó en un programa de televisión, que la familia quiere que “por última vez se baje hasta la aeronave”, para así confirmar que no hay pistas sobre su marido. “Encontrarlo nos volvería a unir como familia, podríamos ir a visitarlo y saber que está ahí”, sentenció.

La familia del piloto intenta obtener fondos para seguir con la búsqueda del piloto, es por ello que al igual que con Emiliano Sala, se encuentran realizando colectas por internet.