El presidente de Haití, Jovenel Moise, usó su página de Facebook el jueves para expresar sus condolencias a las víctimas que perdieron la vida y sus propiedades en recientes protestas callejeras violentas en la capital, Puerto Príncipe.

También expresó su solidaridad con aquellos en situaciones humanitarias extremas que no tienen acceso a alimentos o asistencia médica.

Las protestas han sacudido la capital con batallas callejeras y el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía para dispersar a las multitudes. Los manifestantes protestan por el aumento de la inflación y exigen la renuncia del presidente.

Los manifestantes piden la renuncia inmediata del presidente Jovenel Moise y de su equipo de Gobierno. Asimismo, exigen medidas urgentes para enfrentar los principales problemas que afectan a los ciudadanos.

Los manifestantes denuncian la grave situación social, y el deterioro de los servicios públicos, que vinculan directamente al mal manejo de fondos por parte del Ejecutivo.

A finales de noviembre de 2018, un informe del Tribunal Superior de Cuentas confirmó que más de dos mil millones de dólares destinados al área social, fueron malversados por unos 15 exfuncionarios gubernamentales de Haití.

Además, los manifestantes exigen la disminución del costo del nivel de vida. «Los haitianos viven en el día a día. Estoy recibiendo mucha presión de mis electores que me piden y me advierten de que se les está acabando el agua, que se les está acabando la comida. Están entrando en pánico. Puede que no estemos muy lejos de algún tipo de crisis humanitaria. Esto es real. Esto es serio», dijo el diputado por la comuna de Petion Ville, Jerry Tardieu.