Alrededor de 78 personas murieron después de que un incendio destruyera un edificio residencial en una parte histórica de la capital de Bangladesh, Dacca, el más reciente incendio mortal en la nación del sur de Asia.

Las  autoridades temen que la cifra pueda aumentar a medida que se acceda a las edificaciones que han sido reducidas a cenizas y debido al estado crítico de numerosos heridos.

El incendio en el área de Chawkbazar de Dacca se ha controlado después de más de 10 horas de frenéticos esfuerzos por los bomberos de la ciudad. Algunas de las aproximadamente personas heridas tienen quemaduras críticas.

El inspector Morad Dul Islam de la estación de policía de Chawkbazaar dijo que aún no tienen una estimación sobre el número de heridos, pero que los están transfiriendo a hospitales cercanos.
Bangladesh tiene un historial de incendios mortales en la construcción, especialmente en fábricas, donde hace tiempo se ha descubierto que las normas de seguridad y estructurales son inadecuadas.