José N.,  deberá cumplir 26 años de cárcel por el delito de violación en menor o incapaz agravada continuada,  condena que  logró la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar de la oficina fiscal de Apopa.

De acuerdo al informe la víctima es hija biológica del ahora condenado, y según el informe fiscal los hechos sucedieron entre 2010 y 2015, en el municipio de Tonacatepeque, San Salvador.

Fue la propia victima quien cansada de los abusos, interpuso la denuncia, en la sede policial, el día 17 de marzo 2016, manifestando que había sido abusada sexualmente por su padre desde que tenía 14 años de edad aproximadamente.

La joven testifico que desde marzo de 2010, empezó a ser violada por su papá, que no recordaba el día exactamente, pero si recuerda que su madre estaba fuera de la casa, ya que trabajaba en un municipio al oriente de San Salvador; relató que ella se encontraba en casa viendo televisión cuando su padre la llevó al cuarto y abusó de ella, esa fue la primera vez de una serie de abusos que dejaron como resultado dos embarazos.

El Tribunal 5° de Sentencia de San Salvador, celebró la vista pública en contra del imputado, durante el juicio la victima declaró bajo el mecanismo de cámara Gesell.

Según los datos  se contó con declaración del perito genetista, prueba testimonial, pericial, testimonial pericial y documental, que permitieron dictar sentencia condenatoria en contra del imputado, a 26 años y ocho meses de prisión, pena máxima prevista para éste delito, y un pago de cinco mil dólares en concepto de responsabilidad civil.