Estudiantes en Argelia han salido nuevamente a la calle para protestar contra la decisión del presidente del país, Abdelaziz Buteflika, de optar a un quinto mandato pese a su enfermedad, por tercer día consecutivo desde que el pasado domingo un representante presentara oficialmente su candidatura.

El gobernante se encuentra desde el pasado 24 de febrero, ingresado en un hospital de Suiza sin que haya transcendido cuál es su estado real de salud.

Con la frase «Had chaab la yurid la Buteflika la Said», (este pueblo no quiere ni a Buteflika ni a Said) en referencia a su hermano, o «Poder asesino», los estudiantes intentaron este martes marchar a la plaza de la Grand Post, epicentro de la capital, pero se toparon con un férreo dispositivo policial.

La policía sólo dejaba avanzar, con extremada lentitud y mucha precaución, a los automovilistas que, en la mayoría de los casos, secundaban la protesta haciendo sonar el claxon de sus vehículos en medio de albórbolas y cánticos nacionales.