Agentes de la Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) o Jaguares decomisaron ayer  a  las afueras del municipio de Nueva Concepción, en el norteño departamento de Chalatenango, armas largas, cargadores, munición y droga que un grupo de pandilleros que delinquen en el área se vieron obligados a abandonar al detectar la presencia de los equipos tácticos.

Las unidades especializadas, atendiendo informes de inteligencia sobre la existencia de un escondite de narcopandilleros, se desplazaron la madrugada de este lunes hasta el caserío Paterno, del cantón Laguna Secan, donde dieron con el refugio de los terroristas, quienes, pese al calibre de las armas, decidieron despojarse de ellas y evadieron enfrentarse contra los agentes especializados.

En la guarida las autoridades incautaron un fusil Galil SAR, un carabina 30-30, dos escopetas, tres cargadores para Galil y uno de AK47, además de 8 paquetes de marihuana, con un peso a determinar.

Ademásen el lugar las autoridades localizaron ropa de cama, restos de comida, de cigarros y de bebidas.
De enero a la fecha la Policía contabiliza unas 80 agresiones ilegítimas con el saldo de 45 pandilleros muertos, 54 detenidos y 15 lesionados, además del decomiso de 71 armas, entre estas 13 fusiles.