El portugués se encuentra entre los finalistas junto al egipcio Mohamed Salah y el croata Luka Modric, quien es el gran favorito a acabar con el duopolio que han mantenido Ronaldo y Messi en la última década.

La FIFA también entregará el premio a la mejor jugadora del mundo y al mejor entrenador tanto en el fútbol masculino como femenino.

Y de los 30 aspirantes en los tres premios solo aparecieron dos figuras latinoamericanas: la brasileña Marta y el argentino Diego Simeone.