La negligencia le causó quemaduras graves en el esófago y el estómago a la bebé, que actualmente está ingresada en un hospital y permanece en estado de coma.

La menor podría perder su esófago

Una niña de 22 meses está en coma inducido tras un error del restaurante donde se encontraba con sus padres. Los mozos le dieron detergente líquido de lavavajillas en vez del jugo que pidieron para ella en Francia. 

El 1 de agosto su familia habían ido a un local de la comuna de Pornic y el camarero le dio un vaso con detergente industrial que lleva hidróxido de sodio, mejor llamada soda caústica. La bebé tomó el líquido y vomitó de manera inmediata.

Sorprendidos por la reacción, los padres probaron el vaso y los 3 terminaron en el hospital. Ellos pensaron que se trataba de alcohol, es más el padre se quemó los labios, pero grande fue su sorpresa cuando descubrieron que tenía la bebida.

Según investigaciones de la policía, todo se dio por una serie de errores. Un empleado del restaurante vertió el producto de limpieza en un recipiente para los jugos y lo dejó fuera de la cocina. Es ahí que otro trabajador lo guarda en el recipiente de la nevera y luego el camarero sirvió dicho contenido en el vaso de la menor.

Ella aún se encuentra en la unidad de cuidados intensivos y su padre señaló que no está su vida en peligro, pero si podría perder el esófago. El restaurante ha pedido disculpas y apoyo a la familia afectada, el padre afirmó que se trata de una «grave negligencia».