El presidente Nayib Bukele, denunció que la presa El Chaparral debió costar menos de $200 millones y no $700 millones malversados en los dos Gobierno anteriores del FMLN, cuya obra aún no termina y se ha pasado en constantes atrasos y litigios.

En su cuenta de twitter hablo sobre la eliminación de la partida secreta, la cual fue una promesa de campaña.