Wilson Juárez es un joven de 24 años, que se gana la vida trabajando en la agricultura, pero que al mismo tiempo ha hecho del lápiz, el papel y los colores, parte de sus herramientas de trabajo.

El joven es originario del caserío El Tablón, en la ciudad de Osicala, departamento de Morazán, y según manifiesta, su amor por el arte es algo que lo trae desde que era un niño.

“Desde pequeño comencé dibujando camiones, a los Power Rangers los dibuje miles de veces”, asegura el joven artista.

Además, manifiesta que no le ha sido fácil sobresalir en la vida, pues también desde pequeño se vio en la necesidad trabajar en diferentes actividades como la agricultura, la construcción y hasta descargando mercadería en camiones.

Actualmente está recibiendo el apoyo de la alcaldía de su municipio, pero asegura que desea que más salvadoreños conozcan su trabajo y lo sigan en sus redes sociales, donde expone el arte que posee.