LA EDUCACIÓN SIN SENTIDO

211
Escritora y Catedrática universitaria.

El tener una profesión o un título no hace que las personas tengan más valor, aunque
nos venden esa idea, que la persona con título tiene otro status, Pero en realidad casi
nadie se preocupa por lo más importante, que es el conocimiento del individuo la
satisfacción que este puede tener al identificar, analizar y resolver problemas, me
podrán decir con un título se consigue trabajo, pero para desempeñarlo necesitas
conocimientos, si no serás un mediocre.

Vivimos en un mundo tan superficial y vano que las personas pasan desapercibidas y
distraídas del entorno que les rodea. Somos reproductores de información.
Debes aprender lo que otros quieren que tu sepas (padres o currículo escolar), sin
importar el talento o lo que le guste a la persona. ¡La educación no tiene sentido de ser!
Es difícil saber para que eres bueno, si nunca te permiten decidir y si nunca tomas
decisión propia siempre estarás con ese mundo absurdo.

La educación muchas veces nos equivocamos y pensamos que es sinónimo de escuela
y eso ni por cerca; la educación es algo que el individuo aprende a través de las
diferentes metodologías, y estas pueden ser dirigidas o auto-encontrada. Y las bases
de la educación es la creatividad que conlleva la creación, experimentación e
indagación; Por lo contrario, la escuela es la que te obliga a ser un reproductor de teoría,
aprenderte ciertos conceptos para una prueba o examen (con esto no se dice que las
escuelas son malas, sino que la forma la metodología que utilizan esa es la mala).
Renovar un sistema debe iniciar desde abajo
La “educación” la teoría más bien se ha transformado en un requisito de la sociedad
para tomar que existes “eres alguien” es nuestra triste realidad, pero es lo que vivimos.
Y el niño o joven no aprende lo que realmente quiere aprender. Lastimosamente por
eso nos encontramos en la calle con tanta gente frustrada que a lo mejor sacaron la
profesión que los padres querían, lo que estaba de moda en ese momento o lo que está
más lucrativo estudiar, sin tomar en cuenta el carisma y la vocación.

Quienes manejan el sistema educativo no les conviene despertar la mente de la
población, porque conocerían de sus derechos y exigirían más serían. Más
observadores, y no se dejarán llevar de ninguna cortina de humo, o enamorarse de los
candidatos “políticos” se informarían más de quienes son y no serían tan complicado
hablar de temas religiosos, políticos o futbolísticos, porque, aunque se piense diferente
la educación debe resaltar en todo momento.
No es fácil hacer una renovación al sistema educativo porque eso llevaría hacer
cambios estructurales en padres de familia, maestros, directores, la sociedad, pero si
cada uno pone de su parte estaremos mejorando. Tomando inicialmente conciencia y
accionando.

El problema de la educación a lo mejor se ve insuperable, pero no, porque si iniciamos
tomando conciencia para culturizándonos y si somos capaces de ver el problema de la
educación y no hacemos nada, estamos en un hueco sin salida, como muebles
improductivos que no aportamos nada. Tenemos que cambiar nuestra forma de
accionar y luego cambiara nuestras familias enseguida veremos la diferencia en la
sociedad.
Pensar que hay un problema no ayuda de nada, aportar para que el problema comience
a solucionarse eso si ayudaría de mucho. Y no dejar que los demás comiencen a hacer
las cosas para nosotros comenzar, debes actuar ahora que es nuestro tiempo.
“Para tener educación con sentido, debemos reactivar los nuestro”
Carmen Fuentes