alcanzando vientos de 165 kilómetros por hora, el huracán Dorian se convirtió en una tormenta de categoría 2, según anunció el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

De acuerdo con el boletín emitido por el NHC a las 11 de la noche de este jueves (03:00 GMT), la tormenta se fortaleció y avanza a una velocidad de 19 kilómetros por hora en dirección noroeste.

Se espera que Dorian mantenga esta dirección durante este viernes y por el resto del fin de semana.

El NHC señaló que el riesgo de que se produzcan vientos huracanados a lo largo de la costa este de Florida y de la península hacia el final de esta semana y el inicio de la próxima se sigue incrementando, aunque aún es pronto para saber dónde se registrarán los vientos más fuertes.

En cualquier caso, indicaron que esperan que se produzcan fuertes lluvias sobre una parte de las Bahamas, sobre Florida y en otras partes del sureste de Estados Unidos.

Planes de contingencia
Este jueves, los residentes de Florida acudieron de forma masiva a los comercios para adquirir las provisiones necesarias para hacer frente a esta contingencia.

En varios supermercados de la ciudad de Miami, las ventas de agua embotellada estaban siendo racionadas ante la intensa demanda y se empezaban a observar algunas colas en las estaciones de gasolina.

Ante la incertidumbre, las autoridades han recomendado a los residentes de las zonas que potencialmente podrían verse afectadas por Dorian que tomen precauciones y se abastezcan de agua, comida y medicinas suficientes para cubrir sus necesidades durante varios días.