Diana Sánchez interpuso una demanda federal en contra de la ciudad de Denver, en Colorado, y otras entidades involucradas, luego de que tuvo que dar a luz a su bebé sin ayuda de médicos profesionales.

Sucedió el 31 de julio del 2018, pero hasta ahora el caso salió a la luz.

Según su abogada, ni siquiera el hecho de que la mujer pidió auxilio, hizo que los oficiales de la prisión la llevaran a un hospital.

Diana tuvo contracciones por horas, rompió fuente y estuvo sangrando, sin que nadie la ayudara. Lo único que recibió fue un protector absorbente para camas, por parte de un enfermero, que fue el que ella extendió en el piso para acostarse, de acuerdo con la demanda.