Los ladrones actuaron de manera sincronizada y precisa. Pero fueron grabados por el sistema de vigilancia y la Policía les tendió una trampa.

Tres delincuentes han sido arrestados por la Policía de la ciudad de Buenos Aires luego de que una cámara de seguridad los identificara cometiendo un triple robo en simultáneo en la estación San Juan del metro de la capital argentina, informan los medios locales.

Esa modalidad delictiva es conocida como ‘robo canguro’ y ocurre también con frecuencia en los autobuses.

Los asaltantes esperan a que la formación se ponga en movimiento, se acercan con cuidado a la víctima visualizada desde fuera e introducen parte de sus cuerpo por la ventana para arrebatar diversos objetos —normalmente celulares— de las manos de los pasajeros, que para ese momento no pueden hacer más que resignarse.

Pero en esta ocasión, los delincuentes no tuvieron la suerte de antes. Y es que apenas unos minutos más tarde, un grupo de uniformados, ya alertados por el sistema de vigilancia, descendió sorpresivamente de la siguiente formación y detuvo a dos de los ladrones, a los que haber alterado levemente su vestimenta no les sirvió para camuflarse entre los pasajeros.

El tercer delincuente logró perder de vista a los efectivos y escapar, pero tampoco por mucho tiempo. Al llegar a la estación Constitución, la cabecera de la línea C, lo esperaban más oficiales para detenerlo de inmediato.

Entre los objetos sustraídos a las víctimas que los malhechores llevaban consigo había cuatro teléfonos móviles y un reloj de pulsera.