La laguna de Ipala que se encuentra ubicada en el departamento de Chiquimula, república de Guatemala, mostró un cambio de color repentino en los últimos días.

Esta laguna se caracterizada por tener sus aguas transparentes y cristalinas, ahora presenta un color rosa, lo cual alertó a los habitantes de la zona. Éste fenómeno se presentó después de las fuertes lluvias registradas en la región.

La laguna de Ipala que se encuentra ubicada en el departamento de Chiquimula, república de Guatemala, mostró un cambio de color repentino en los últimos días.

Esta laguna se caracterizada por tener sus aguas transparentes y cristalinas, ahora presenta un color rosa, lo cual alertó a los habitantes de la zona. Éste fenómeno se presentó después de las fuertes lluvias registradas en la región.

Según el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), desde hace dos semanas se observó un foco muy pequeño de color rosa que apareció en la mañana y desapareció por la tarde, pero la coloración más fuerte se dio el miércoles 4 de septiembre.

A decir del CONAP, éste fenómeno se ha dado desde hace 3 años, especialmente cuando llueve fuerte. Preliminarmente se conoce que puede cambiar la coloración del agua en Ipala debido a las altas concentraciones de sales u otros minerales.

Sin embargo, la laguna también puede ser víctima del crecimiento excesivo de algas provenientes de contaminantes. Además, la laguna de Ipala se encuentra en el cráter del volcán con el mismo nombre.