El presidente de la República, Nayib Bukele, instaló esta tarde la Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en El Salvador (CICIES), con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El nuevo organismo fue creado por decreto ejecutivo, y sin la participación de la Fiscalía General de la República (FGR), Asamblea Legislativa, Órgano Judicial, y de otras instituciones, aunque el mandatario aclaró que estas entidades podrán hacer aportes a la CICIES.

En el acto oficial, el jefe de Estado aclaró que la nueva entidad no servirá como una herramienta política, y aseguró que no requiere ser aprobada por la Asamblea Legislativa, sino que es facultad del Ejecutivo.

«La CICIES no va a ser utilizada para persecución política, sino para perseguir la corrupción», aseguró, y agregó que el documento suscrito con la OEA «es para conformar la mesa de instalación de la CICIES, pero ésta iniciará funciones de inmediato».

Señaló también que la Constitución «en ninguna parte dice que no podemos crear una CICIES».