Era un día normal para los empleados del hotel El Cairo, en Sonsonate; se disponían a realizar labores de limpieza en las habitaciones cuando el momento se volvió trágico, ya que al ingresar a uno de los pequeños cuartos un joven de aproximadamente 22 años fue encontrado muerto, en el piso.

Con más preguntas que respuestas, el misterio ronda la muerte de Jorge Rodríguez Mendoza, un joven que se había registrado como huésped en El Cairo la noche del jueves 12 de septiembre, pero que fue encontrado sin vida a la mañana siguiente.

Fuentes policiales reportaron que el cadáver fue descubierto por una mujer que había entrado a la habitación para la limpieza. Asustada, la empleada alertó a la PNC sobre la escena. Los agentes entraron, constataron el relato de la mujer y acordonaron el lugar.

El personal policial de Inspecciones Oculares inició el procesamiento de la escena en busca de pistas. En la habitación encontraron, además del cuerpo del joven, una mochila y al lado una bolsa negra con material granulado —aparentemente comestible— de diferentes colores.

A los agentes les llamó la atención que no había señales de violencia en el muchacho o en la habitación, lo que les hizo suponer que estaban ante una escena de suicidio. Luego de examinar el contenido de la bolsa negra lo confirmaron, Rodríguez Mendoza había muerto tras ingerir una cantidad considerable de veneno.

“En la bolsa había diferentes tipos de veneno, de esos que utilizar para fumigar y matarratas. Como que quería estar seguro de que se iba a morir”, relató la fuente consultada.

La Policía pidió a las personas del motel toda la información que el joven dio al momento de registrase; incluso, si llegó acompañado de alguien; pero el personal informó que había llegado solo.

Llegó de visita de San Salvador y terminó envenenado

Luego de levantada el acta del Instituto de Medicina Legal (IML) las autoridades conversaron con todos los empleados del motel, quienes manifestaron que el joven había llegado en motocicleta y pidió una habitación.

Dijo, de manera escueta, cuando se estaba registrando dijo que había llegado desde la capital, San Salvador, a visitar a alguien.

Los investigadores presumen que cuando arribó a su destino y se disponía retornar a su casa se desvió del camino y determinó quitarse la vida. Todavía no se tiene claro qué lo llevó al suicidio.

De acuerdo con la Policía, las tres principales causas en los suicidios son los problemas económicos, familiares o sentimentales. Dada la edad del joven, lo más probable, dijeron, es que se trate de cualquiera de las últimas dos, es decir, una situación no controlada con su familia o su pareja.

Dos días después del Día Mundial de la Prevención del Suicidio

El joven tomó la fatal decisión la noche del jueves 12 de septiembre, dos días después del Día Mundial de la Prevención del Suicidio que celebra la Organización Panamericana de la Salud (OPS) cada 10 de septiembre desde el 2003.

La conducta suicida ha sido catalogada como un problema de salud por la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido que se ha registrado un aumento en los últimos años. Según datos de la OMS en el mundo 800,000 personas mueren por suicidio al año, lo que es igual a una muerte cada 40 segundos.

“El suicidio es la quinta principal causa de muerte en personas mayores de 30 a 49 años, y es la segunda causa de muerte en el grupo de edad 15-29 años a nivel mundial durante el 2012”, estableció uno de los representantes de la OPS.