Por instrucciones del presidente de la República, Nayib Bukele, el titular del ministerio de Justicia, Rogelio Rivas, junto a autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), la mañana de este jueves, dieron el banderillazo de salida para que reos en fase de confianza inicien con la reparación y remodelación de puestos de la PNC.

Autoridades indicaron que son 700 reos del centro penal La Esperanza, mejor conocido como “Mariona”, quienes comenzarán con los trabajos en 36 sedes policiales a nivel de país.

El ministro Rivas aseguró que la intervención en las delegaciones se dividirá en dos fases: la primera será de limpieza, ornato y pintura; mientras que la segunda fase será la remodelación y construcción de puestos policiales.

Rivas expresó que con estos trabajos que harán los internos el Estado se ahorrará medio millón de dólares en mano de obra.

Adicionalmente firmaremos convenios con diferentes instituciones del Gobierno para facilitar mano de obra para el trabajo en las escuelas y unidades de salud. Este es el inicio de la etapa de reinserción”, aseveró Rivas.

De esta manera, con este proyecto la DGCP demuestra el apoyo que se les “brindará a todos los privados de libertad que quieran rehabilitarse; manteniendo siempre el orden, control y disciplina en las cárceles”.

“Con este tipo de iniciativa la institución muestra la forma de combatir el ocio carcelario y busca que los internos se dediquen a generar la autosostenibilidad en los centros penales”, expresaron autoridades.