El Príncipe de la Canción acaba de morir hace unos minutos en un hospital de la ciudad de Homestead, al sur de Florida, por complicaciones de salud ocasionadas por el cáncer de páncreas que padecía.

El intérprete estaba siendo atendido desde hace varios meses en dicho hospital, cercano al hogar de su hija Sarita, quien se lo trajo de México para que fuera atendido en Miami.