En EE.UU., un tribunal ha negado la libertad bajo fianza a un capitán retirado de la Marina, que quedó paralítico cuando intentaba matar a su exesposa, informan medios locales.

Henry Frank Herbig, de 65 años, fue arrestado a principios de mes en Virginia Beach (estado de Virginia), acusado de provocar heridas agravadas y allanamiento de morada con la intención de cometer un delito grave.

Herbig, residente en Florida, irrumpió en la casa de la hija de su exesposa, y atacó a las dos mujeres con un instrumento metálico. Cuando estaba golpeando a su expareja, la hija de esta abrió fuego contra el agresor y la bala le impactó en la columna vertebral. La Policía determinó que la autora del disparo empleó el arma de fuego en defensa propia.

Un elaborado plan para matar

Esta semana se llevó a cabo una audiencia, en la que el procesado intervino a través de una videoconferencia desde la cama del hospital de la cárcel. La defensa de Herbig había pedido la libertad bajo fianza, argumentando que en la prisión no puede recibir la atención adecuada. La Fiscalía, por su parte, asevera que aunque no puede cerrar el puño de la mano y que nunca podrá volver a caminar, sigue siendo un peligro para la sociedad y existe el riesgo de que se fugue con ayuda de sus conexiones y dinero.

Los investigadores precisaron que el capitán retirado viajó de Florida a Virginia con un elaborado plan para cometer un asesinato. Para el viaje, entre otras cosas, empleó diferentes coches para no dejar rastro, utilizó varios teléfonos celulares, y también se encontraron disfraces, bolsas vacías, cinta adhesiva, grandes instrumentos metálicos y un arma de fuego.

Más tarde se llevará a cabo una segunda audiencia, en la que se volverán a escuchar los argumentos de la defensa y la Fiscalía para una posible libertad bajo fianza.