El Juzgado Primero de Sentencia de San Miguel encontró culpable al pandillero Ronald Edenilson Salazar Quintanilla, de 20 años, del delito de violación el perjuicio de una adolescente de 16 años, en el municipio de Chinameca.

Por su acción en contra de la libertad sexual de la víctima, fue condenado a un total de 11 años de prisión; 10 por el delito de violación agravada y un año más por amenazas.

El abuso sexual se registró el 3 de marzo de 2018, a las 3:30 de la tarde, cuando el marero se introdujo a la vivienda de la joven que se encontraba sola. Utilizando la fuerza y sometiéndola con golpes la violó.

Afortunadamente la madre de la adolescente llegó a la casa y encontró a Salazar Quintanilla cometiendo los delitos. El terrorista amenazó también a la mujer si lo denunciaba.

Sin embargo, madre e hija dieron aviso a la Policía Nacional Civil (PNC), procediendo a buscarlo y logrando su captura el mismo día de los hechos.