Los agentes han detenido a 81 personas e intervenido más de dos millones de euros, además de tres armas de fuego, joyas, piedras preciosas, relojes de lujo, 73 vehículos, dos veleros y un yate.

La Policía Nacional de España ha desmantelado, en colaboración con Europol, la mayor red criminal del levante español, que se dedicaba al narcotráfico y al blanqueo de capitales. En total, los agentes han detenido a 81 personas y han intervenido más de dos millones de euros en metálico. La mayoría de este dinero se encontraba escondido en una ‘habitación del pánico’ situada en la vivienda del cabecilla de la organización.

En el operativo final, que el cuerpo policial realizó simultáneamente en Alicante, Valencia, Madrid, Galicia y Barcelona, y en el que intervinieron más de 200 agentes, se realizaron 13 registros y 41 detenciones.

Colaboración internacional

La investigación, que comenzó en 2018, ha sido calificada por la Policía Nacional de «muy compleja» porque la organización, asentada en Alicante, estaba muy estructurada y sincronizada y, además, sus principales miembros carecían de antecedentes penales por narcotráfico.

Para conseguir avanzar se sumaron los esfuerzos de las Policías de Rumanía, Suecia, Portugal, Reino Unido y Colombia, además de la colaboración de Europol. Fruto de la contribución internacional también se detectó un «fortísimo grupo criminal sueco» que operaba en Barcelona y que entró en contacto con la organización que estaba siendo investigada. El líder de esta otra trama y tres de sus colaboradores también fueron detenidos.

Más de 3.200 kilos de cocaína aprehendidos

A lo largo de la investigación, se han ido sucediendo diferentes intervenciones policiales durante las cuales los agentes de Policía incautaron más de 3.200 kilos de cocaína. En todas las ocasiones la aprehensión se produjo cuando intentaban introducirla en el mercado a través de diferentes métodos: el gancho ciego, en barco, en un remolque de camión o en coche. Durante estos operativos se detuvo inicialmente a 20 personas y posteriormente a otras 18.

Última fase: macrooperación

En la última fase de la operación, la Policía ha realizado 13 registros y ha detenido a 41 personas, que se suman a las 40 detenidas en fases anteriores y a otras 69 que están siendo investigadas. A los arrestados se les imputa operaciones de blanqueo por valor de siete millones de euros.

Asimismo, además de la incautación de más de 2 millones de euros en metálico, las fuerzas de seguridad han intervenido tres armas de fuego, joyas, piedras preciosas, relojes de lujo, 73 vehículos, dos veleros y un yate. Además, han encontrado inmuebles por valor de 20 millones de euros y han congelado 800 cuentas corrientes.