El pasado lunes, un pasajero de un autobús de la ruta Chapultepec — Aeropuerto, de la Ciudad de México, desarmó a uno de tres atracadores que intentaban robar los que estaban dentro del vehículo. Con la ayuda de otros pasajeros, logró atemorizar a todos los tres asaltantes.

Cuatro días después, las grabaciones de las cámaras de vigilancia se filtraron en las redes sociales.

Como resultado del forcejeo, todos los ladrones lograron escapar a pesar de que el hombre que cogió el arma de fuego trató de detenerlos con disparos.