Mientras algunas empleadas del Mister Donut realizaban una marcha y protesta frente a Casa Presidencial (Capres), se cerró la quinta sucursal ubicada en Unicentro, Soyapango.

Un aproximado de 300 mujeres llegaron hacia la casa de gobierno, para solicitarle al presidente Nayib Bukele, que abran los restaurantes y que les devuelvan su trabajo.

«Estando frente a Casa Presidencial cerraron el Mister Donut de Unicentro Soyapango, dejando a dos trabajadoras adentro y eso no lo pueden hacer porque es abuso», expresó una de empleadas.

Las trabajadoras dijeron que la marcha y protesta fue de manera pacífica, y que lo que ellas solicitaron al gobierno es que que abran los restaurantes que son sus fuentes de empleo.

“Quiero desmentir lo que se anda divulgando por todo El Salvador, que nos está pagando más para que estemos aquí”, aclaró la empleada.

En una hoja volante que se entregó a El Salvador Times, las empleadas demandaban no realizar más cierres de restaurantes, a la vez que exigían la reapertura imnmediata de los establecimientos que se han clausurado ya que, dijeron, «han sido cerrados de manera ilegal».

Mister Donut cuenta con 34 sucursales en todo el país, de estos ya fueron cerrados cinco restaurantes los cuales están ubicados en: La Campana, Escalón, San Miguelito, Parque San José y ahora Unicentro Soyapango.

En total son un aproximado de 800 empleados en su mayoría mujeres las que están contratadas.

No al acoso