Noé es al nombre con el que se ha identificado a un pandillero disidente y que ahora actúa como testigo criteriado revelando cómo se cometieron homicidios y casos de narcotráfico entre otros ilícitos tras la denominada «Operación Cuscatlán» que la FGR y la PNC llevó a cabo en febrero de 2018 para desbaratar una red de Lavado de Dinero de la temida Mara Salvatrucha (MS).

Entre las declaraciones del testigo ante el juez destaca la acusación de que los partidos FMLN y ARENA entregaron un total de $225,500 a jefes de la MS-13 para que los apoyaran «moviendo el voto» en las elecciones presidenciales de 2014 y para alcaldes y diputados en 2015.

Los cabecillas y colaboradores de la MS, capturados en la Operación Cuscatlán, en su mayoría en el municipio de Ilopango y Soyapango, ahora están enfrentando juicio en el Juzgado Especializado de Sentencia «A» de San Salvador acusados por los delitos de Lavado y Organizaciones terroristas.

Son más de 400 los sujetos ligados al Caso y debido a la magnitud de procesados la mayoría esta siguiendo el juicio en diferentes centros penales mediante vídeo conferencia.

Según las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) el dinero obtenido por las estructuras criminales fue invertido en drogas que luego generó suficiente recurso económico para que la MS pudiera acceder a la adquisición restaurantes, billares y bares en los municipios de Soyapango, Ilopango y San Salvador.

Por su parte la Unidad Especializada Extinción de Dominio informó que sobre este caso se han decomisado a los delincuentes vehículos, unidades del transporte colectivo y hasta ranchos de Playa.