La ministra de Salud, Ana Orellana Bendek, aseguró que el gobierno anterior abandonó el Centro Oftalmológico del Hospital de San Vicente.

La funcionaria, en su cuenta de Twitter, dijo que la administración de Salvador Sánchez Cerén cerró en abril de este año, un poco más de un mes antes de dejar el poder, el citado centro.

“Formamos una comisión interna para que investigara los inventarios y el estado en que dejaron el equipo médico. El informe concluye que hubo diferentes anomalías”, afirmó la funcionaria.

“Se encontraron productos ya vencidos, entre ellos: colirios, antibióticos, analgésicos, esteroides y anestésicos, compraron estos medicamentos sólo para tenerlos en bodega. Además, desde octubre de 2018 dejaron de comprar los insumos que se necesitaban para seguir operando”, detalló.