Una imagen que fue sustraída de una parroquia en el municipio de Metapán, Santa Ana, fue localizada en una tienda de Guatemala cuando la intentaban subastar por las redes sociales.

“La investigación realizada por la fiscalía y la denuncia presentada revela que la imagen fue sustraída de la iglesia el 29 de julio de 2019, en ese país”, explicaron las autoridades guatemaltecas.

La Fiscalía de Delitos contra el Patrimonio Cultural de Guatemala recuperó la imagen durante un operativo.

Desde principios de octubre se había determinado que al santo lo tenían resguardado en un hotel de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, mientras se promovía su venta por internet, por lo que se dio seguimiento a las pesquisas.

Se dio a conocer que, después de “observar los protocolos”, la imagen será devuelta a El Salvador.