Arreglos florales de todos tipos y colores adornaron el altar de una funeraria, ubicada en el centro de Sonsonate, donde fueron velados los restos de Yensi Carolina Molina Calderón, de 20 años, una estudiante de la facultad de Agronomía de la Universidad de El Salvador (UES), quien murió accidentalmente el pasado viernes durante una práctica.

La joven universitaria se encontraba, durante la mañana del viernes, limpiando una máquina de uso agrícola, en la Estación experimental de la Universidad de El Salvador, situada en San Luis Talpa, La Paz, cuando una de sus compañeras encendió la máquina sin percatarse de que Yensi se encontraba limpiándola.

“No nos han dado una versión clara de los hechos lo que sabemos es que ella limpiaba una de las máquinas que utilizan para mezclar concentrado o afrecho para alimentar a los corderos, cuando su compañera la encendió, la máquina golpeó la cabeza de Yensi”, explicó una persona cercana a la familia de la universitaria.

Agregó que los golpes recibidos en la cabeza fueron los que terminaron causando la muerte de la joven.

“Nadie del personal de la UES se comunicó con la familia para darle la noticia de lo sucedido, fue una de las compañeras de Yensi quien alertó, a eso de las 11:00 de la mañana del viernes”, indicó la fuente.

Según los testigos del hecho, los universitarios llegaron al campo experimental entre las 8:30 a 9:00 de la mañana, luego fueron divididos en grupos, el de Yensi estaba compuesto por aproximadamente 14 señoritas.

“Era la primera vez que las señoritas realizaban este tipo de prácticas, y que manejaban este tipo de maquinaria, sin embargo, nadie las supervisaba se quedaron completamente solas”, señaló la fuente.

Añadió que el docente encargado de las señoritas las dejó practicando en la máquina y él se dirigió con otro grupo de alumnos hasta otro lugar del campus.

“Nadie les explicó a las jóvenes cómo utilizar la máquina, mucho menos las supervisaron durante la práctica, la muerte de Yensi no es más que el producto de una negligencia”, apuntó el amigo de la familia.

Piden dar la cara

Familiares y amigos piden a las autoridades de la UES que brinden una explicación referente a lo sucedido, y solicitan a la Fiscalía y Policía que investiguen el hecho.

Hasta la fecha la secretaría de comunicaciones del alma mater solo ha emitido una esquela a través de sus redes sociales, sin brindar explicaciones sobre el incidente.

“¿Cuál es el silencio de la UES? Es algo indignante que la universidad no se pronuncia al respecto y que no dé la cara, porque tienen que ver que son responsables de lo sucedido hasta cierto punto”, indicó un familiar de la víctima.

Añadió que le piden a la universidad que sea responsable con lo que sucede con sus alumnos, y a las autoridades competentes que verifiquen si existen verdaderos protocolos de seguridad para que las universidades realicen este tipo de prácticas.

“Lastimosamente ahora nos toca a nosotros pudo ser otra familia, no queremos que este caso quede impune, va ser una lucha larga, pero será para que no le pase a otra familia”, apuntó el familiar.

Una joven querida

Desde pequeña, Yensi se iba a la finca junto a sus tíos a ver las plantaciones de cañas o el ganado. Actualmente cursaba el tercer año de la Ingeniería en Agronomía en la UES, una carrera que traía en la sangre, según afirman las personas que la conocieron.

“Era una niña aplicada, muy responsable en sus estudios”, expresó una de sus compañeras. Agregó que ya con la mitad de su carrera cursada, Yensi se comenzaba a inclinar por los cítricos. Recordó que la joven era muy sonriente, amigable y que era muy querida.

Hasta la funeraria llegaron decenas de sus compañeros universitarios con arreglos y pancartas.

“Hoy te nos fuiste de esta tierra porque Dios te llamó para cultivar los campos del cielo querida amiga y compañera”.

“Un ángel ha viajado al cielo, ángel que sin duda está en cada uno de nuestros corazones desde el cielo nos cuidará y nos seguirá dando sonrisas como siempre”, fueron algunos de los emotivos mensajes que sus amigos plasmaron.