La Dirección de Información y Análisis (DIA) dio a conocer que el número de deportaciones de salvadoreños desde Estados Unidos y México realizadas entre enero y septiembre de este año se elevó en un 53.19 %. de acuerdo con cifras oficiales del Ministerio de Seguridad.

Según la DIA en estos nueve meses fueron deportados 28 mil 753 salvadoreños, un 53.19 por ciento más que las 18 mil 769 personas retornadas en el mismo lapso de 2018.

Estados Unidos, país con el que el Ejecutivo de Nayib Bukele ha firmado una serie de acuerdos para reducir la migración irregular, deportó entre enero y septiembre a 14 mil 194 salvadoreños, mientras que México repatrió a 12 mil 157 personas.

Los retornados por el Gobierno estadounidense representan el 49.36 por ciento del total de casos, mientras que las deportaciones desde México equivalen al 42.28 por ciento.

El número de personas deportadas desde Estados Unidos entre enero y septiembre de 2019 se elevó un 26 % respecto al mismo lapso de 2018, y los retornados por las autoridades mexicanas se dispararon un 80.85 por ciento.

Los menores de edad retornados en estos nueve meses del 2019 sumaron al menos 4 mil 468 y representan el 15.53 por ciento del total.

De acuerdo con diversas fuentes, los traficantes o “coyotes” en El Salvador forman redes con otros en el Triángulo Norte de Centroamérica, que completan Honduras y Guatemala, y trabajan bajo la venia de los cárteles de droga en territorio mexicano.

Los registros de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) revelan que entre las razones que motivan la migración irregular en el país centroamericano se encuentran la búsqueda de mejores condiciones de vida, la reunificación familiar y la violencia.

El secretario interino de Seguridad de Estados Unidos, Kevin McAleenan, dijo el jueves en San Salvador que la migración irregular desde los países del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) ha disminuido un 86 por ciento.

McAleenan señaló que en mayo pasado fueron detenidos 3 mil 300 migrantes irregulares originarios de El Salvador, Honduras y Guatemala, frente a los 450 casos registrados en la actualidad.

“Hemos visto una reducción significativa de la migración de Centroamérica a Estados Unidos, específicamente de niños no acompañados y familias”, sostuvo.