Dos estudiantes de la Facultad Multidisciplinaria Oriental de la Universidad de El Salvador (UES) de San Miguel, fueron violadas hace dos meses por un hombre armado que se moviliza en una motocicleta. Las alumnas interpusieron la denuncia del abuso ante la Policía Nacional Civil (PNC). Pero, estas estudiantes no han sido las únicas víctimas que han denunciado al sujeto, que se afirma es un violador en serie, en total la PNC confirmó haber recibido nueve denuncias de mujeres contra el motociclista desconocido, entre estas, siete por acoso sexual.

Según las víctimas, el sujeto acecha a las estudiantes y a mujeres jóvenes que residen en las colonias Jerusalén, Jardines del Río, Ciudad Real y California, y las amenaza con un arma de fuego.

Margarita (nombre cambiado), es una víctima del delincuente, contó que salió de la universidad y caminaba a la parada de autobuses cuando un hombre que se conducía en una motocicleta azul se le acercó, le mostró la pistola y la amenazó con matarla si no se iba con él.

«Anda casco y no se le ve la cara, pero es gordo, y me dijo que me fuera con él o que me iba a matar, yo no hallaba que hacer y me puse nerviosa, me crucé la calle y comencé a correr sin pensar nada más, pero quizás el arma no tenía balas y solo me quería asustar, porque no me persiguió», comentó Margarita, manifestando que siente mucho temor por lo ocurrido.

Contó que lo mismo le sucedió a otra compañera de la universidad, pero ella no corrió con la misma suerte, pues el motociclista la interceptó en una zona boscosa situada a unos dos kilómetros de la universidad y la violó.

«El hecho de difundir esto, es para decirle a las demás niñas que se cuiden y que no caminen solas por lugares donde hay predios (baldíos). Y también si alguna ve que otra está siendo intimidada por un motociclista, que ayuden por favor, que se acerque o le digan a otras personas que vayan caminando, pero que no se queden solo viendo», manifestó la joven.

Las estudiantes aseguran que el motociclista merodea las zonas aledañas a la universidad con el objetivo de intimidar a sus víctimas y violarlas.

Además, según las declaraciones de las alumnas, el sujeto también acosa a jóvenes que residen en las colonias Ciudad Real y Jardines del Río, donde se moviliza temprano, a eso de las 6 de la mañana, y por la tarde, cerca las 4 p. m. Sus principales víctimas son mujeres de 20 a 28 años.

«Últimamente hemos visto presencia policial y que están parando a los que andan en motocicleta para pedirles los documentos. Dios quiera y ya sepan quien es y pague por lo que ha hecho. Nosotros tenemos conocimiento de tres niñas que han sido violadas», manifestó una estudiante que reside en la colonia Ciudad Real.

Además, según las estudiantes, parece que el hombre cambia de motocicleta para no ser ubicado por las autoridades.

«Una (joven) que puso la denuncia le dio a la Policía los últimos tres números de la placas, pero él quizás cambia de moto, porque hasta donde sabemos la Policía no han podido ubicar esa motocicleta», comentó la alumna.

Estudiantes que salían ayer al mediodía de la universidad manifestaron que desde que se dieron cuenta de los casos de violación y acoso, ya no viajan solas. «No dejamos de tener miedo, pero lo que hacemos es que nos vamos en grupo o pagamos taxi», dijeron.

La Policía, aunque ha confirmado las denuncias de las alumnas, no dio detalles de los casos.

«Hace dos meses vinieron dos estudiantes que habían sido violadas por ese hombre que se conduce en una motocicleta. Según la denuncia, él las amenazó con la pistola y las violó en matorrales de la zona», comentó un policía.

Sin embargo, personal de la División de Investigaciones (DIN) de la Policía de San Miguel, declinó dar detalles de los hechos «para no entorpecer las investigaciones».

Al respecto, el alcalde migueleño, Miguel Ángel Pereira, también confirmó los casos reportados por las estudiantes, y manifestó que a través del sistema de videovigilancia instalado en puntos estratégicos de la ciudad, han podido ubicar al motociclista y que se espera que en los próximos días sea capturado.

«Gracias al sistema de videovigilancia Ojos Abiertos es que se ha podido conocer varios hechos, pero para no entorpecer las investigaciones de la Policía no puedo brindar mayores detalles», expresó Pereira.