Nelson Antonio Rodríguez Ascencio, integrante de la MS-13, estará sus próximos 20 años en la cárcel por haber sido coautor del crimen de Miguel Ángel Cornejo Rivas, quien tenía amputado uno de sus miembros inferiores.

La víctima fue acribillada a tiros el 23 de octubre de 2015, aproximadamente a las 8:30 de la noche, en la calle principal de la lotificación La Infancia 1, del cantón Caldera, en el municipio de Apastepeque, del departamento de San Vicente.

En el acto criminal participaron por lo menos cuatro mareros, tres de los cuales han sido declarados rebeldes, para los cuales se ha girado orden de captura judicial.

La prueba testimonial, sumada a la documental y pericial, demostró la responsabilidad de Rodríguez Ascencio, quien fue declarado responsable del delito de homicidio agravado por parte del Juzgado de Sentencia de San Vicente.