El primer decreto que anunció Mario Ponce, en su calidad de presidente de la Asamblea Legislativa, fue autorizar el retiro voluntario, y respectiva indemnización conforme a la ley, para trabajadores que renuncien a las plazas, las que quedarán congeladas.

“Vamos a hacer un decreto de retiro voluntario, porque hay personas que ya están en edad de retiro. Si se van 100, no se van a volver a contratar esos espacios, se van a congelar”, Aseguró.

Ponce consideró improducente «seguir inflando la grasa del Estado en materia burocrática», por lo que se comprometió a no volver a llenar las plazas de los trabajadores que se acojan al decreto, el cual será anunciado pronto.

Por otra parte, este lunes, el presidente de la Asamblea, visitó a los trabajadores legislativos albergados en las oficinas de las colonias Escalón y San Benito, y se comprometió con el personal a respetar la estabilidad laboral y buscar las alternativas para que todo el personal pueda regresar al recinto central, en el Centro de Gobierno.

La visita de Ponce tuvo como finalidad conocer las condiciones en que están los empleados de esta institución. “Quiero manifestar el mensaje para todos los empleados institucionales que es claro: estabilidad laboral para todos. El derecho al trabajo es un derecho humano fundamental y esta administración va a trabajar de forma colegiada con la Junta Directiva; es un gobierno plural, ahí están representadas todas las ideologías y eso se tiene que reflejar hacia sus empleados”, enfatizó.