Debido al incremento de contagios de COVID-19 a partir de la reapertura de la fase uno de la reactivación económica de El Salvador, el titular del Ministerio de Salud Francisco Alabi considera que no es seguro pasar a la fase dos el próximo 7 de julio donde se tiene contemplado que comience a circular el transporte público.

En entrevista de Radio 102.9, Alabi afirmó que la situación es cada día más complicada debido al alza de los casos confirmados de coronavirus y que por ese motivo no “recomendaba la apertura de la fase dos”.

En ese sentido se refirió a que en esta semana se está presentando la mayoría de casos que se han generado a partir de la reapertura de la economía en su fase uno. “La reapertura va afectar porque siempre se van a generar casos por la exposición de persona a persona”, declaró.

Dijo que la clave del manejo de la pandemia radica en lo que el sistema de salud pueda hacer con la enfermedad, por ello, el Gobierno del Presidente Nayib Bukele solicitó a la Asamblea Legislativa 15 días de cuarentena cuando el país alcanzó estabilidad en los casos, correspondiente del 4 de mayo al 7 de junio.

“De haberse adoptado la medida en ese momento, se habría logrado bajar el número de contagios, hubiera permitido dar paso a una reapertura gradual y ordenada de la economía. De esta forma, también se prevenía el colapso del sistema de salud que en este momento se encuentra al 100% de su capacidad”, notificó Alabi.

El Ministro de Salud se refirió a que la estabilidad alcanzada en la cantidad de casos en el referido periodo, y el manejo y control de los pacientes que ha tenido el sistema de salud, se debe a las medidas que implementó el Gobierno desde el 16 de enero para evitar contagios masivos.

El Ministro insistió que de retomarse la cuarentena de 15 días el número de contagios va a bajar en un 35% y cuyos resultados se podrá experimentar dos semanas después de entrada en vigencia la medida sanitaria.
A la fecha, se registran en el país 6,438 casos confirmados, y 6,151 sospechosos.

“Este es un dato importante, porque un buen porcentaje de estas personas están relacionados a COVID-19, pero que aún no se les ha realizado tamizaje para confirmar si son o no portadoras de la enfermedad”, expresó.