Las cifras estadísticas de la División de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil (PNC) dan cuenta que desde el 1 de enero al 20 de julio de 2020 se han registrado un total de 772 capturas por conducción peligrosa de vehículo de motor, detectados durante los controles vehiculares en las distintas carreteras del país.

Las autoridades policiales reiteran el llamado a los conductores a manejar con responsabilidad al evitar hacerlo tras el consumo de bebidas embriagantes, ya que conducir bajo los efectos del alcohol puede ser causa de percances viales. Los detenidos en su oportunidad han sido puestos a la orden de las autoridades respectivas.

En las últimas horas, la policía reportó 34 percances viales a nivel nacional, con un saldo de 17 personas lesionadas, una fallecida y dos conductores peligrosos arrestados.