La División de Seguridad Fronteriza mantiene la seguridad en los diferentes puntos limítrofes del país y sus alrededores para verificar que las personas que ingresan al territorio nacional realicen los trámites migratorios, y a la vez evitar que se cometan hechos delictivos.


Los policías de la Subdelegación Anguiatu realizaron un patrullaje móvil fronterizo en pasos no habilitados en la zona del Lago de Guija, conocidos como Azacualpa, El Desagüe, El Roble entre otros, en Metapán, Santa Ana.

También los policías de la Subdelegación de Las Chinamas recorrieron los pasos no habilitados de la frontera con Guatemala, así como patrullajes preventivos en sectores del caserío Pueblo Viejo, en Ahuachapán.

Asimismo, con el Plan Control Territorial, la policía mantiene la seguridad en las diferentes fronteras del país, mediante patrullajes preventivos y controles vehiculares, con el propósito de evitar ilícitos como el tráfico ilegal de personas, contrabando de mercadería u otros delitos.